Nos están engañando. Otra vez.


road-sign-464641_960_720No se comenta casi nada de lo que se nos viene encima. El Gobierno en funciones ha tenido que prometer 8.000 millones de euros a Europa por su desviación del déficit previsto del 4.2%, siendo efectivamente del 5.1%.
El motivo más que aparente de esta desviación ha estado en la rebaja fiscal que el Gobierno aprobó de cara a las elecciones. Por tanto, vamos a tener que pagar una medida electoralista del Partido Popular, en el gobierno, y que ya tuvo importantes críticas cuando se anunció.

¿Cómo se van a conseguir estos 8.000.000.000 €?

Según el ministro De Guindos:
  1. 6.000 millones modificando el impuesto de sociedades.
  2. 1.500 millones de la lucha contra el fraude.
  3. 500 millones por el crecimiento económico.

Supongo que si en Europa se lo han tragado es que no serán muy alocadas estas previsiones. Pero sospecho.

Mi sospecha reside en los tres puntos. Empecemos por la manida lucha contra el fraude fiscal, que parece como un comodín que se suele utilizar cuando no te cuadra algo. Los 500 millones de ingresos fiscales extras supongo que se habrán calculado previendo un crecimiento extra a las estimaciones previas. Por último, los 6.000 millones se obtendrán de incrementar la cantidad exigida por los pagos fraccionados a las empresas que tributan por sociedades.

Los efectos sobre la tesorería de las empresas de esta última medida pueden ser importantes, teniendo en cuenta además que la financiación no está en su mejor momento. La sospecha sobre este punto no es tanto la cantidad, ni la medida en sí, ya se aplicó estos años pasados. Mi desconfianza se centra en sobre quien recae el peso del desajuste presupuestario, las grandes empresas. Se comenta que esta medida fue presentada a una selección de responsables de grandes compañías del IBEX, que mostraron su desaprobación.

Resulta muy extraño que este Gobierno se enfrente a estas compañías, pues no lo han hecho hasta el momento.

La forma en qué se han presentado a la opinión pública no ha sido muy ortodoxa. Todo queda en el aire. No sabemos si se podrá aplicar para este año 2016, si tendrá continuidad en los años siguientes, si se le sumará un incremento del tipo o eliminación de deducciones. Demasiadas dudas sobre demasiadas cosas.

Si tenemos en cuenta sobre quienes recaen mis dudas y su pasado no tan lejano podríamos pensar que igual cambian esta medida, que ya va en contra de una de sus promesas electorales para el 26J. Si sumamos que estamos en un momento de impasse en el que no sabemos aún si se formará un nuevo gobierno o si habrán nuevas elecciones.

¿Por qué iban a ponerse en contra a toda la población?

Si se forma Gobierno pueden reformular las medidas presentadas a Europa y cargar de impuestos a los que hasta ahora lo hemos pagado todo. Si no se forma Gobierno, y vamos a nuevas elecciones, las medidas propuestas no se pueden implementar ya que no entra dentro de las funciones de un gobierno provisional.

Sabemos quiénes son y cómo actúan, ¿os extrañaría?

El coste electoral para este partido sería mínimo, como hemos comprobado el pasado 26J. Pero el coste para los partidos que apoyen, activamente o pasivamente, a Rajoy para formar el Ejecutivo será mucho mayor. Ser cómplices de un engaño ya no lo podrán esconder nunca.

Ya estamos en 2012, otra vez. Si no, tiempo.

groundhogday2005

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s