Enseñar, educar y adoctrinar.

elmundoesdistintosegunconlosojosconlosquelomiresSer profesor en educación secundaria se ha convertido en profesión de riesgo. Ya no sólo se tiene que formar a los alumnos de edades comprendidas entre 12-18 años (de media), sino que además se nos pide que les eduquemos. Pero, el rizo se riza hasta volverse imposible cuando se exige que no se adoctrine a los niños en ninguna ideología. Es obvio que si alguien educa lo hace según su forma de ver el mundo, o ¿no lo hacen todos así? Y claro, la forma en que uno ve el mundo es la que va a determinar su ideología. Sigue leyendo “Enseñar, educar y adoctrinar.”

Anuncios

Impulso a los emprendedores, ¿en estos momentos?

Volvemos a la economía  en el Blog. Esta vez para decirle al Gobierno que  ya está de contar mamarruchadas.  ¿Qué pretendemos con tanta ayuda y plan para el EMPRENDEDOR? ¿Para qué sirve toda esta traca? O mejor, ¿servirá para algo? Permítanme dudar.

En mi opinión, crear empresas, o ayudar a qué se creen, en un momento en el que se están cerrando gran cantidad de ellas por no existir demanda, ni crédito, ni expectativas de mejora, se puede calificar, como mínimo, de irresponsable.
Ya hace tiempo que se llama al sistema económico que nos gobierna como “Economía de Mercado”. ¿Por qué? Limpieza de cara del Capitalismo. Se le presupone al mercado una delegación del poder al consumidor. Quizás por este motivo, algunos autores consideran a este sistema como el más democrático de todos los habidos.  ¿Es cierto? En principio, los consumidores a través de sus gustos, preferencias, necesidades lanzan señales al mercado que recogen las empresas. Estas fabrican aquello solicitado bajo la restricción de disponibilidad de recursos. Todo perfecto si no existiera la restricción para los consumidores de la RENTA DISPONIBLE. Claro, las empresas sólo escuchan las voces de aquellos que pueden comprar sus productos. Extraña democracia.
Todo lo anterior nos sirve para entender que no tiene sentido crear empresas para crear empleo, más si tenemos en cuenta, que no tienen a quien vender. En España existe una idea generalizada de que cada vez disponemos de menos renta para consumir. Pues si no pueden vender al consumidor final, venderán a otras empresas. Pero se supone que estas empresas deben vender al consumidor final, que cada vez dispone de menos renta.
Otra opción sería que lo que se produjera aquí se exportara, lo que nos permitiría obtener dinero para los trabajadores que empezarían a comprar, y así, hasta la fase expansiva. Pero, ¿cuáles son las expectativas en nuestro principal mercado?  Véanlo aquí o en el informe.  No son lo suficientemente positivas como para esperar un arrastre de la economía española.  Si las previsiones ya no son demasiado halagüeñas, hay que añadir el hecho de imponer ajustes a economías que parecían optar por otras vías, léase Francia, que no parecen incluirse en el informe presentado.

Las rebajas en las cotizaciones en la Seguridad Social destinadas a la contratación por parte de los empresarios pueden revertir en problemas de financiación de este organismo. Con ello, se verían afectadas políticas de sanidad y protección social que se suelen financiar por esta vía.
La idea de que todo el mundo debe ser “emprendedor” espero no sea una estratagema para que cada trabajador se pague sus propias cotizaciones a la Seguridad Social, que a estas alturas de la crisis ya cualquier cosa es factible.
En conclusión, sin una política expansiva a nivel europeo nos podemos ver abocados a años de paro y pobreza cada vez mayores, ya no sólo en los países del Sur. No entender la dinámica de un sistema parece ser la causa, porque si se sabe lo que se está haciendo tendríamos que hablar de palabras mayores.
 Para finalizar, un par de lecturas:
Hay solución, ¿la queremos? Entrada en este mismo Blog donde explico algunas medidas que se tomaron en USA para salir de la crisis de los 30.
Blog de Economistas Frente a la Crisis, en particular una entrada que se titula “Desmontando mitos: los empresarios no crean empleos”.
@Paco_Cervera
 Nota: Los gráficos

Reforma Empresarial

Venimos de la anterior entrada, en la que se pretendía hacer un resumen de la evolución en el tiempo de las diferentes acepciones que ha tenido la palabra empresario. Al final del mismo lanzábamos unas cuestiones, que de manera crítica voy a intentar responder. No me gustaría que nadie entienda lo siguiente como un ataque al sector empresarial, ni pretendo echarle la culpa de nada. Simplemente, la intención es señalar que no debe recaer sobre la gente trabajadora todas las reformas, quizás sería interesante enfocar las reformas en el fomento de ciertos aspectos del empresario.

Sigue leyendo “Reforma Empresarial”

EL CONCEPTO DE EMPRESARIO EN EL TIEMPO.

El nuevo Presidente del Gobierno español prometió ayudas a “emprendedores”. Es sobre este concepto último, el de emprendedor, el que me gustaría reflexionar.  Varios serán los enfoques, así como varias las críticas. Volveré a dividir en dos la entrada para que resulte más amena su lectura. 
En la primera, haremos un repaso a los diferentes enfoques que los economistas han dado a lo que entendemos por “empresario”, como sinónimo de “emprendedor”. En la segunda entrega, intentaré hacer una exposición crítica y razonada sobre aquello que son y deberían ser, en mi modesta opinión, los emprendedores beneficiarios de las subvenciones y apoyo incondicional del Gobierno.
Empezamos haciendo un repaso a los diferentes enfoques que ha recibido el concepto de empresario.
1. El empresario en los clásicos.
Para los clásicos (Smith, Ricardo, Mill), era el propietario de la empresa, la persona que asumía el riesgo del negocio al aportar una determinada cantidad de capital. Hasta mediados del XIX, no se empezó diferenciar entre capitalista y empresario.
Para Alfred Marshall, el empresario era aquel que coordinaba los factores de producción. Pasaba a tener esa condición de cuarto factor de producción.
2. El empresario riesgo de Knight.
Para este autor, era el riesgo lo que define al verdadero empresario, pues está avanzando unas rentas ciertas a los factores de producción a cambio de un precio o demanda inciertos.
Sería la incertidumbre la que justificaría los beneficios.
3. El empresario innovador de Schumpeter.
Para este autor, el verdadero empresario era aquel que aplicaba una innovación al producto o a su manera de producirlo. Ésta le otorgaba un periodo de cierto monopolio. En el qué podía cobrar un precio alto y obtener beneficios extraordinarios. A medida que entraban empresarios imitadores, los beneficios extraordinarios  iban menguando hasta desaparecer.
Para Schumpeter, era la capacidad de innovar la que merecía ser recompensada con los beneficios extraordinarios.
4.  La tecnoestructura de Galbraith.
Explica un concepto de empresario formado y especialista en su función de gestión, que forma parte de un comité o grupo que es el que dirige las grandes empresas y con incentivos a actuar según sus intereses más que el de los propietarios. Galbraith delimita este tipo de empresarios a las grandes empresas de sociedades industriales, con tanto poder que no se rigen por las fuerzas del mercado.
5. El empresario descubridor de oportunidades de Kizner.
Para este autor el empresario es una persona que está siempre alerta ante nuevas oportunidades de mercado. Una característica que le hace bueno es la anticipación ante nuevas tendencias.
6. El empresario actual.
En la actualidad, y dependiendo del tamaño de la empresa, nos encontramos ante un mix de conceptos de empresario que pasaría por Knight, Galbraith y Kizner.
¿A cuál de estos empresarios se refiere el Presidente? ¿Qué tipo de empresarios tenemos en España? ¿Todos se merecen una ayuda por contratar trabajadores? ¿Todos deben ser considerados emprendedores? En la siguiente entrada se reflexionará sobre estas cuestiones, de forma crítica. Avanzo que el problema en España no está en los trabajadores, se debería prestar atención al grave problema que tenemos con la mentalidad empresarial.