CURIOSA INTRANQUILIDAD

Después de los resultados de las elecciones griegas de ayer, parece ser que ha sido Alemania quien ha ganado las mismas. Para consultar los resultados podéis visitar el siguiente enlace:
Después de ciertas presiones desde la Unión Europea (jamás lo había visto), como se explicaba en El País del 17 de Junio, ganó el partido de centro-derecha Nueva Democracia. Europa (quienes la gobiernan) lo celebra, parece que gana el euro. Pero esta victoria aparente, pone de manifiesto el verdadero problema al que nos enfrentamos los diferentes pueblos de Europa.
No llego a comprender como de las instituciones europeas se pida, encubiertamente, el voto para determinados partidos porque si no era así, malos tiempos se cernían sobre el pueblo griego. ¿Peores que lo de ahora?
Las presiones a las que están siendo sometidos los griegos han hecho que un partido NAZI surja de entre la cantidad de diferentes ideologías que existen en su Parlamento. Lo curioso, es que algo que ya sucedió en la Alemania de después de la IGM, se repita ahora en Grecia, provocado por Alemania. No es de mi interés intentar entender, menos justificar, a esta ideología, pero es curioso.
Otro aspecto, a analizar, es el hecho que el partido que ha ganado, Nueva Democracia, fue quien maquilló, falseó, las cuentas públicas que originaron esta crisis. Europa celebra que gane el partido que les engañó, ¿curioso?
Además, después de las elecciones de octubre de 2009 (Datos y explicación de 2009) los socialistas del PASOK entran en el Gobierno. Hacen públicas una serie de medidas a tomar para recibir los fondos para “sanear” la economía. Los de Nueva Democracia se mostraron críticos con ellas. Lo extraño es que en el 2012, Nueva Democracia gana las elecciones, y se muestra a favor de las medidas que no quisieron apoyar, solicitando además, la colaboración de las restantes fuerzas políticas. Curioso, ¿no?
Se ha generalizado en los países mediterráneos un cierto clamor en contra de Alemania, en particular, contra las líneas en política económica que desde allí emanan. Los alemanes quieren cobrar, y para ello, no dudan en exigir hasta límites insoportables.
Me gustaría felicitarme por la victoria de Nueva Democracia, porque se supone que ello va a relajar las presiones sobre la economía española. Pero varias cosas me producen mucha intranquilidad:
– Me parecen sorprendentes las similitudes políticas entre Grecia y España.
– Me preocupa el surgimiento de partidos de extrema derecha como Nuevo Amanecer, o España2000.
– No puedo creer en un sistema económico que me exige asumir las pérdidas que pueda tener un individuo, y que en cambio, permite que un país intervenga en el gobierno de otro para recuperar las pérdidas que sus empresas han tenido, sin tener en cuenta el sufrimiento social que genera.
– Me preocupa la sociedad, que ante esta situación, se ha estado comportando con mucha resignación, pero que ya empieza a justificar actos violentos, que se saben como empiezan pero nunca como acaban.
Por todo, y porque la prima de riesgo en este momento (18-junio-2012, 11.15 am) está a 569 puntos básicos, y lo que es peor el bono a 10 años a más de un 7%, no estoy tranquilo. Insostenible de verdad. Si se han tomado medidas para contentar a los mercados, sin tener en cuenta el coste social, si nos hacen un préstamo de 100.000.000.000€ para sanear el sistema financiero, si gana en Grecia el partido de los mercados, y nada de ello contenta a los mercados, será que no sabemos que hacer, y pretendemos entender una COSA, que no se puede entender.
Me planteo una cuestión que me intranquiliza todavía más que lo anterior: SI TODO LO QUE SE ESTÁ HACIENDO ES PARA NUESTRO BIEN, ¿POR QUÉ SE JUSTIFICA CON MENTIRAS? CURIOSO, ¿NO?

¿FELIZ 2012?

Empieza 2012, con los recurrentes aumentos en los precios de ciertos artículos, léase transporte público o gas. Pero este año no va a ser igual. Este año duelen más. Sobretodo porque no vienen solos.
Antes de acabar el 2011, el nuevo Gobierno ha aprobado un paquete de medidas cuya finalidad es la de ajustar la cifra de déficit público al 6% prometido. Según sus datos, el valor actual sería de entorno al 8%. Vamos a hacer un pequeño repaso de las diferentes medidas, las más sonadas.
Desde la vertiente de ajuste de gasto tenemos:
1.      Recorte de gasto en ministerios, entes territoriales y Fondo de Compensación Interterritorial. Lo paradójico es ver cuáles son los ministerios dónde más se recorta:
Fomento, 1.614 millones; Industria, 1.091 millones; Economía, 1.083 millones; Asuntos Exteriores, 1.016 millones; Educación, 485 millones; Empleo, 439 millones; Hacienda, 432 millones; Sanidad, 409 millones; Agricultura, 401 millones, Defensa, 340 millones, Interior, 163 millones, Justicia, 48 millones, Presidencia, 19,6 millones. (Fuente: El País)
2.      Mantenimiento del sueldo de los funcionarios y congelación de la tasa de reposición de las plantillas, excepto para las Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y para los Cuerpos de lucha contra el fraude de los Ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas, y de Empleo y Seguridad Social.
Mantener el sueldo de los funcionarios es una reducción real del mismo, que se une a la reducción sufrida hace año y medio. Indirectamente, esta pérdida de poder adquisitivo por parte de este colectivo, puede dar señales al mercado laboral de disminución del sueldo de los demás trabajadores.
3.      Incremento del horario laboral de los funcionarios, que pasa a 37,5 horas semanales en todo el territorio nacional. Se puede mantener el horario de 35 horas semanales con una reducción de salario proporcional.
Otra disminución del salario de funcionarios, encubierta, esta vez, bajo un “incremento” de la jornada laboral. Por cierto, soy funcionario interino, y ya me gustaría a mi trabajar 37,5 horas por semana.
4.      Mantenimiento del Salario Mínimo Interprofesional en 641, 40 euros (con catorce pagas) para 2012.
Un poco como complemento a las bajadas salariales anteriores. Si congelamos el salario mínimo, realmente estoy bajándolo la inflación anual.
5.      Reducción de las subvenciones y préstamos en I+D+i por un importe total de 600 millones de euros.
Medida, a mi parecer, bastante desafortunada. Es en momentos de crisis cuándo más necesarias son la ayudas en estos aspectos.
6.      Aplazamiento hasta el 1 de enero de 2013 de la aplicación de la Ley de Dependencia para nuevos beneficiarios, manteniendo la cobertura a todos los actuales beneficiarios.
Uno de los mejores logros que empieza a recortarse, ya en un primer momento. Futuro incierto para profesionales del sector y para familias que necesitan de estas ayudas.
7.      No renovación de la Renta de Emancipación, manteniendo la cobertura actual, que afecta a 300.000 jóvenes.
Afectará al alquiler de vivienda por parte de jóvenes. Tiene sentido, puesto que se pretende reactivar la compra de vivienda, en detrimento del alquiler.
Desde la parte de los ingresos se pretende recaudar más con el incremento de la carga impositiva:
8.      Incremento del tipo de gravamen en el IRPF.
Afecta a todos, aunque es una medida bastante progresiva. En mi opinión, muy acertada.
9.      Incremento del tipo de IBI.
Servirá para mejorar las mermadas arcas de las entidades locales.
En resumen, incremento de impuestos y bajada (espectacular) de gasto, dos medidas de política fiscal RESTRICTIVAS que van a afectar de forma muy negativa al crecimiento económico de nuestro país y a la generación de empleo.
No estoy seguro hacia dónde nos encaminamos, aunque según la Vicepresidenta del Gobierno, la Sra. Sáenz de Santamaría, “es el inicio del inicio”. Preparémonos, y esperemos que sepan lo que hacen.
Creo que no.